Muchas veces, las personas piensan que cuando obtienen contenido gratuito de expertos, van a tener un mundo de oportunidades y éxito sin haber tenido que invertir un solo centavo. No obstante, hay unos secretos que no te dicen que hoy te dejaré aquí:

1. No te lo dan todo gratis
Tienes que entender que todos los expertos sabemos qué debemos regalar y qué no al crear contenido gratuito.

En el mundo de la educación, los expertos siempre daremos conocimiento de acceso gratuito a todas las personas porque eso juega un papel en que esas personas interesadas terminen adquiriendo los productos que vendemos, ya sean cursos, mentorías, talleres, etc.

2. Jamás te vas a hacer rico con contenido gratis
Personalmente, no conozco a nadie que solo viendo contenido en YouTube y otras redes sociales, se haya vuelto rico, con excepción de las personas que forman parte del mundo del entretenimiento.

Entonces… ¿cuál es el propósito del contenido gratuito? Que puedas aprender cómo trabajar el experto y conectar con él. Descubrir si la manera en cómo se desenvuelve podría ayudarte si adquieres sus productos o servicios.

3. Solo el 10% de las personas hacen las tareas

Este secreto incluso algunos expertos no lo conocen. El comprar cursos completos y no hacer casi ninguna de las tareas o hasta incluso no terminar el curso. Esto duele, pero no es culpa del experto, sino de las persona que adquiere el producto y se animan al momento de adquirir el producto, pero tan pronto lo tienen lo ignoran.

Hacer crecer tu negocio y emprendimiento depende de ti, no del experto al que le pagaste un curso o asesoría.

4. La mayor ganancia está en las asesorías

Las mentorías se parecen un poco a la dinámica que tienes en la universidad. Tienes un profesor (en este caso, tu mentor) al que debes rendirle cuentas de todo lo que has aprendido con él, tienes trato directo y tienen fechas estipuladas para verse, aprender y hablar. Tienes más responsabilidades de mostrarle a tu mentor que sabes lo que te enseñó.

El 85% de las personas que toman clases en vivo o grupales, logran resultados positivos, en lugar de los cursos pregrabados que solo el 10% logra resultados positivos.