¿Por qué el libro Padre Rico, Padre Pobre debería ser el primer libro que todo empresario debe leer? Yo tengo la respuesta.

Una de las preguntas más frecuentes que recibo es “Tuko, ¿cuál debería ser el primer libro que debo leer si quiero entrar al mundo del emprendimiento?”

A veces no hago recomendaciones porque existe la posibilidad que no les guste para nada el libro, aunque sea uno de mis favoritos. También ocurre que son del tipo de persona que ni siquiera saben si deben o no emprender.

Por estas razones y más, decidí crear este episodio, y hablar sobre un libro que siento que todo emprendedor debe leer.

Primero que todo, es necesario que sepas que en el mundo del emprendimiento hay una diversidad de fases: el aspecto psicológico, técnico, organizacional, finanzas, y muchísimos más. La idea es poder levantar la curiosidad y saber si debes emprender o no.

El libro Padre Rico, Padre Pobre, escrito por Robert T. Kiyosaki, es un libro que, aunque actualmente considero un poco básico, sin duda es necesario para todos aquellos que desean emprender.

¿Qué lo hace tan especial? Simple: Sí trata de finanzas. Sí trata de las características que hace a un empresario exitoso, pero va totalmente enfocado al mundo de las finanzas. Robert crea una gran historia alrededor de todo esto, sus dos llamados padres.

En el libro existen muchísimas enseñanzas que dejan los padres, entre las que considero las más importantes:

1. Respeto a la educación: Tanto el padre rico como el padre pobre se enfocaban en la educación y siempre mencionaban la importancia de esta, aunque de dos puntos de vista distintos.

Mientras el pobre se enfocaba en la educación académica, el padre rico se enfocaba en la educación que consigues fuera de la universidad y las experiencias.

Los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos y no trabajar por dinero.

2. Identificar qué es un gasto y qué es un activo: En este hay muchas contradicciones si tomamos en cuenta lo que nos han enseñado.

Como a los niños pequeños, Robert nos enseña que un activo es todo aquello que ponemos en nuestro bolsillo y un gasto todo aquello que lo saca. En inglés se le dice liability.

Sacar dinero de tu bolsillo es un gasto, y ahí es donde viene la contradicción.

De niños nos decían que una casa era el mejor activo que podíamos tener, cuando realmente es un gasto, de acuerdo con Robert. ¿Cuánto dinero te ha puesto la casa en tu bolsillo? ¿Cuánto dinero has gastado en ella? Es decir, es un gasto.

Siguiendo esta misma línea, Robert nos tumba varias creencias y enseñanzas que teníamos y nos pone unas nuevas a cambio.

3. Nos dejamos guiar por el miedo y la avaricia: Muchas veces malinterpretamos lo que es ser un buen empresario.

Pensamos que vestirnos caro, o tener una actitud avariciosa es lo que nos va a volver ricos. La realidad es que los que aspiran a ser ricos deben tener muchos cuidados con sus finanzas y no vivir para complacer a los demás.

Por otro lado, muchos emprendedores o compañías todavía se rigen por el miedo, y eso los hace tomar decisiones que no los ayuden a salir de ese hueco.

Entonces, ¿por qué debería ser este el primer libro que debes leer? En resumen, es información que necesitas en esta etapa.

Si ya te leíste ese libro y te gustó, te voy a dar dos recomendaciones que también te van a gustar porque tienen un contenido financiero más sólido.

Estos libros son Incrementa tu IQ Financiero y El Cuadrante del Flujo de Dinero, los dos escritos por Robert T. Kiyosaki también.

En fin, si te gustó el tema de hoy, no olvides echarle un ojo a este libro maravilloso y ¡compartir este episodio!

¡Chau, chau!